Etiquetas

, ,

universidad ciudadana huesca

Queremos apoyar esa huelga que se opone al atentado permanente a los ciudadanos por parte de los poderes políticos, aunque lacayos y títeres de los verdaderos poderes financieros. La guerra social la están ganando estos poderes desalmados que se amparan en la legalidad democrática para imponer mayores sacrificios y penurias al conjunto de la sociedad con la cantinela cada vez más increíble de que los frutos ya empiezan a verse o pronto se verán. Y lo que se ve es la pobreza, la desesperación y la desafección cada vez mayor de la ciudadanía. Pero imbuidos de su legalidad, han sido capaces de cambiar la legalidad máxima, la Constitución, no para paliar los problemas, sino para acrecentar las desigualdades, someter más a los trabajadores, aumentar las cargas impositivas con subidas como la del IVA, empobrecer hasta límites ya intolerables al conjunto de la sociedad con recortes de todo tipo, privatizando con prisa y sin pausa lo poco del estado público, social y de “bienestar” que quedaba o que se tenía (Justicia, Sanidad, Educación); todo con la excusa de una supuesta deuda impagada (en todo caso será deuda de las corporaciones financieras) o de un déficit público insostenible creado por los propios dirigentes irresponsables políticos; todo en “nuestro interés”, porque los ciudadanos no sabemos distinguir entre lo que nos roban y lo que nos dan. Nos roban el presente (el trabajo, la casa, el pan) , lo único que tenemos, y nos prometen el futuro, pero vacío o con cánticos angelicales.Y este recurso límite, que representa la huelga de hambre, parte de unos ciudadanos que ya no saben cómo decirle al poder político que cambie, que su deber democrático es atender a los más y no a los “mercados” ni a los bancos. Por eso estamos de acuerdo con todas y cada una de las reivindicaciones del colectivo HAMBRE DE JUSTICIA y pedimos la solidaridad de todos los ciudadanos con estas personas que representan lo mejor de nosotros.

Anuncios